Contenidos Web

Contenido Web

¡Posiciona tus páginas con
contenido SEO optimizado!

¡Posiciona tus páginas con contenido SEO optimizado!

¿Qué son contenidos web?

Los contenidos para web o contenidos web son textos creados y diseñados específicamente para posicionar en buscadores a la vez que atraer al usuario. Presenta tus productos o servicios de una forma original y atractiva a tus clientes. Además tendrás un contenido optimizado para posicionar en las mejores posiciones en los buscadores.

¿En qué te ayudamos?

En Contenidos Click te ofrecemos contenidos web creados por redactores profesionales especializados en cada sector y adaptado a tus necesidades. Además, a través de nuestra plataforma podrás gestionar todos tus contenidos de forma fácil, segura y sin complicaciones. Un servicio único adaptado a tu empresa y focalizado en resolver las necesidades de tus clientes.

Si necesitas o quieres comprar contenidos web para las diferentes páginas de tu site y mostrar al usuario tu producto o servicio de forma atractiva y optimizada este es tu servicio.

¿Qué ventajas ofrece el contenido para web?

Posiciona tus productos o servicios con contenido optimizado

Destaca el valor de tu producto o servicio de forma efectiva

Obtendrás un contenido persuasivo y adaptado a tus objetivos

Tendrás un contenido atractivo y original en tus páginas

FAQ

¿Que es el contenido Web?

Un contenido web único y original nos servirá no solo para mejorar el posicionamiento, sino para despertar el interés de nuestros clientes.

Algunas preguntas

¿Cómo redactar contenidos web?

Estas son algunas de las técnicas que suelen utilizarse para que el contenido sea de calidad:

Es fundamental generar contenido único y original. Si necesitamos información externa, lo ideal es hacer una investigación previa y, después, generar nuestro propio contenido. Copiar y pegar no solo puede perjudicarnos para el posicionamiento, sino que podemos perder interacciones.

 Debe estar orientado para tu público objetivo. Está demostrado que crear un contenido web genérico que valga para todos los usuarios no funciona. Debemos determinar quién es nuestro público objetivo y dirigir a él nuestros textos. No es lo mismo una web de venta de ropa juvenil que una empresa B2B de suministros técnicos. Hay que definir la edad y otras variables sociodemográficas. De ahí obtendremos con qué tono (más coloquial o utilizando términos específicos), los productos a destacar, etc.

El contenido para web debe tener una cierta relevancia. Podemos aprovecharnos del blog de nuestra web para generar ciertos contenidos que le resulten relevantes al usuario. Ya no vale con utilizar nuestra página como escaparate de nuestros productos: Un contenido enriquecido con información que pueda serle útil al usuario favorecerá que confíen en nosotros.

 Puede sonar contradictorio, debemos olvidarnos de redactar pensando en el SEO. Google, y otros buscadores, cada vez se fijan más en el comportamiento humano. Por eso, crear contenido que emocione, que resulte útil o relevante, y que provoque que la gente se interese y lo comparta, generará una web de mayor relevancia.

Aunque no debemos olvidarnos de las palabras clave. Debemos elegir aquellas que sean acordes a lo que queremos contar, e introducirlas siempre de forma natural.

Estas son solo algunas ideas, pero lo ideal es que, a la hora de redactar textos y contenidos, se encargue de ello un profesional que conozca todas las claves.

¿Dónde comprar contenidos web?

Comprar contenido para web preparados ad hoc para tu página hará que destaques sobre tu competencia.

A la hora de dotar nuestra página de textos, debemos ser conscientes de que deben tener una cierta calidad y aportar valor al usuario. Si optas por comprarlos a una empresa externa, es importante asegurarnos de que son textos específicos, orientados a tu público objetivo, que despierten su interés hacia ti, tu producto o tu servicio.

Externalizar estos contenidos web aportan una serie de ventajas, como que serán los propios profesionales quienes elijan las palabras clave. Además, podrán elegir por ti imágenes que se adapten a tus textos.

Todo ello te proporciona, como principal beneficio, que tú ahorres tiempo que puedes dedicar a otras gestiones, a la vez que te aseguras de que el contenido está pensado para aportar valor y destacar sobre la competencia, aquellos que ofrecen el mismo producto pero que no apuestan por el marketing de contenidos.

Para elegir dónde comprar contenidos web, asegúrate de que la plataforma a la que le contrates sus servicios te garantiza una cartera de redactores con experiencia contrastada y especialistas en la temática para la que deben escribir.

Busca entre las empresas de contenido web que ofrezcan este tipo de servicio, y compara cuáles son sus valores añadidos, así como con qué tipo de profesionales trabajan.

Lo ideal es que sean especialistas en marketing digital, que ayuden a que tu posicionamiento web mejore gracias al contenido orgánico.

No olvides que tanto el contenido como las palabras clave son acumulativos: El long tail SEO funciona a largo plazo. Además, dotar a tu web o blog de contenido dinámico suscitará interés en los usuarios y favorecerá el engagement.

En Contenidos Click trabajamos con redactores especializados que tienen experiencia en la redacción de contenidos web orientados a SEO en todas las temáticas, de forma que se adaptarán a tu sector, al tono de tu web y a las necesidades de tus clientes o público objetivo.

¿Qué es un contenido web estático?

El contenido web estático es aquel que no cambia con el tiempo. Es idóneo para crear una página de inicio que reciba a los visitantes con un diseño atractivo.

Las páginas estáticas no sufren modificaciones y muestra el mismo contenido para todos los usuarios que accedan a ella. Por ejemplo, los blogs son actualizables gracias a sus posts, pero en realidad son estáticos. Normalmente, nos centramos en el contenido dinámico, que es aquel que se genera en tiempo real, por ser más llamativo. Son, por ejemplo, los formularios generados para el perfil de cliente, banners personalizados o recomendaciones según la navegación. Sin embargo, el contenido estático también tiene una serie de ventajas:

Son muy útiles en páginas que no necesitan nutrirse de información constante. Algunos ejemplos de páginas internas que no suelen cambiarse son la historia de la empresa, el equipo, o algunos servicios que permanecen inalterables en el tiempo.

Para crearlo, se necesitan conocimientos de programación más sencillos que aquellas que muestran contenido dinámico, normalmente utilizando HTML. E incluso, editores de texto.

 Lo que resulta más interesante es que permiten integrar diseños más elaborados. Esto se debe al mayor control que tenemos sobre la página.

Las páginas estáticas, al tener un HMTL más limpio, tardan menos en cargarse.

Además, tienen un mantenimiento bajo que se hace de forma sencilla.

Por contra, el usuario no puede hacer cambios en su web, como sí ocurre si se utilizan gestores de contenido tipo WordPress.En cuanto al posicionamiento, sabemos que se «nutre» de contenido dinámico, normalmente gestionados a través de CMS.

Sin embargo, si pensamos en una página completa, con todas sus categorizaciones y apartados correspondientes, normalmente alternan el contenido para web estático y dinámico. Gracias a ello, posicionará mejor. Y, además, cargarán más rápido y serán más fáciles de diseñar y ejecutar.

¿Cómo estructurar el contenido de una página web?

Una correcta estructura del contenido web hace que el flujo de navegación sea sencillo y disminuya la tasa de abandono.Hay algunas ideas que debemos tener claras a la hora de estructurar una página web.

Por ejemplo, que es muy importante que la página de inicio sea clara y muestre el contenido bien ordenado. Hay que tener en cuenta que la primera impresión es la que cuenta, y la home será lo primero que verán nuestros potenciales clientes. A continuación, detallamos cómo debería ser, idóneamente, la estructura de una web:

El menú de navegación debe estar situado en la parte superior de la página, y contener únicamente las pestañas necesarias para guiar a nuestros usuarios. El resto, pueden distribuirse en subcategorías.

Toda la web debe seguir una ruta de navegación lógica. Un ejemplo sencillo para comprender esto sería:
Página de inicio en la que se muestren productos destacados -> Ficha de producto, donde haya un botón de compra -> Carro de compra.

Es importante reducir al mínimo el número de clicks, puesto que está demostrado que con cada enlace extra se pierden usuarios.

Dentro de cada página interna, existen diferentes categorías o subcategorías. También debemos diseñarlas correctamente, de forma que, si un usuario llega directamente a ellas (sea a través de palabras clave en buscadores, redes sociales, etc) actúen como landing pages. Y que también les guíen a través de los procesos lógicos que deban seguir.

Debemos dejar claros los contenidos de cada página y distribuirlos de forma correcta. De forma que cada una tenga títulos, subtítulos y las keywords necesarias.

Siguiendo estas pautas conseguiremos que cada visitante único de nuestra web siga un proceso, desde que aterriza en una landing, hasta que complete el proceso de compra. De lo contrario, puede sentirse perdido y abandonar nuestra página en cualquier momento.

X


Enviar

Su solicitud fue enviada correctamente, te responderemos lo antes posible. ¡Gracias!

¡Crea ahora tu estrategia
de contenidos integral y conviértete
en un referente en tu sector!