Claves para la redacción de artículos de calidad para web o blog

redaccion de articulos de calidad

La redacción de contenidos hace referencia a las publicaciones periódicas que se hacen dentro de una página web. Estos artículos, además de ser del interés del público objetivo, deben reunir unos requisitos mínimos; son lo que llamamos las claves para la redacción de artículos de calidad. ¿Tenemos claro cuáles son?

Leer más

Cómo crear un blog comprensible

Comprension cómo conseguir un blog comprensible

En muchas ocasiones al crear un blog, o una web, se dan muchas cosas por hecho. Esto puede ser un gran problema. Cuando «alguien» comienza a crear un blog siempre lo hace desde su propia perspectiva, y piensa en qué quiere contar. Y como seguramente le habrá dado muchas vueltas en su cabeza, una vez comience a construir su blog, pasará por alto cosas que considera evidentes. Prestar atención a los siguientes aspectos ayudará a crear un blog comprensible.

Y con la máxima claridad no se hace referencia a un aspecto concreto, si no al global del blog. Los blogs, normalmente, tienen un público muy concreto. Y aunque no lo tuvieran siempre hay que delimitar bien al público objetivo al que uno quiere dirigirse.

Aún así es conveniente suponer que para quien va a llegar nada es evidente.

Un primer paso que puede solucionar muchos de estos problemas, es definir bien los objetivos. Qué se quiere lograr con este blog. No solo de qué se va a hablar, si no por qué se va a hablar sobre cierto tema. Qué pretensiones se tienen  cuando se toma esa decisión.

Diseñar para los usuarios

Esto es fundamental para lograr un blog comprensible. Los objetivos se plantean desde el negocio, pero nunca se lograrán sin tener en cuenta las neceidades de los usuarios. El usuario debe estar siempre presente en la mente de quien diseñe el blog o sus contenidos.

Para quien debe estar claro un sitio es siempre para quien lo visita. Por eso conviene cambiar la perspectiva a la hora de plantear un contenido, una funcionalidad o cualquier otro aspecto. Si quien diseña se considera a sí mismo un usuario y basa las decisiones en sus conocimientos, probablemente falle en muchas de las soluciones planteadas.

Mientras que si se testean dichas soluciones antes de implementarlas el resultado, por lo general, mejorará. Se dice que es mejor una prueba con 5 usuarios que ninguna prueba. Y existen modos sencillos de testar un blog o una web. En el libro Haz fácil lo imposible, de Steve Krug, se pueden encontrar buenos y sencillos trucos para realizar pequeñas pruebas con usuarios.

Lo sencillo funciona

Cuanto más se simplifica una tarea más gente es capaz de realizarla. Y aquí no es diferente. Cuando se pueda, se debe simplificar. Un blog sencillo, en diferentes aspectos, será un blog comprensible.

Si una idea se puede expresar con una frase más sencilla, será más asequible y comprensible para un mayor número de usuarios. Si se emplean elementos o fórmulas conocidas, estándares, quien acceda a consumir un contenido tendrá que realizar un menor esfuerzo mental.

La carga cognitiva en muchas ocasiones es la causa de abandono de un sitio. Si al usuario se le exige reaprender cómo interactuar con una interfaz y sus elementos, es muy probable que tal esfuerzo no le merezca la pena. Quizá en un sitio muy experiencial, que se base precisamente en eso, en mantener entretenido a un usuario mediante la intriga y la sorpresa, esta fórmula funcione. Pero siendo realistas, estos casos son una grandísima minoría.

Como conclusión a este punto, se debe facilitar en todo lo posible la comprensión de los elementos que configuran un blog o sitio web.

Elementos que hace un blog comprensible

La ubicación

El usuario debe saber siempre dónde está dentro del blog. La orientación en espacios físicos a veces es complicada, pero en los espacios digitales es imposible si no existe una buena señalética. Existen muchos recursos que ayudan a ubicar al usuario. El más conocido o clásico son el rastro de migas de pan. Aunque cada vez más en desuso, no deja de ser muy útil, y no tiene porqué ser un obstáculo a la estética de un sitio web.

Pero también con el uso de otros recursos como identificar la ubicación en el menú principal, el uso de títulos, botones de navegación secundaria…

Si el usuario no sabe dónde está o cómo navegar por un blog, es probable que la página en la que se encuentra se la última que visite del mismo.

ubicacion como hacer un blog comprensible
La importancia de ubicar a los usuarios

Acciones

También relacionado con la ubicación. Es muy importante darle al usuario el control. El control en el sentido de que se sienta cómodo. Que comenzar un proceso no le cree dudas o miedos. Que la navegación le sea natural y llegue a los sitios sin mayor problema. Para lograr esto, es fundamental emplear CTA´s, botones y enlaces muy claros.

El texto es fundamental. Una buena verbalización de las acciones puede marcar la diferencia. El ejemplo clásico sería: Haz clik aquí. Esto no es recomendable nunca. Ni por usabilidad, ni por SEO, ni por diseño… Si ese texto es sustituido por lo que realmente va suceder una vez se haga clic ahí, la seguridad que genera en el usuario será exponencialmente mayor. Lee el artículo sobre marketing de contenidos, es una frase que no da lugar a interpretaciones o dudas.

haz facil lo imposible como crear un blog comprensible
Haz fácil lo imposible. Steve Krug

El indicar los pasos de un formulario antes de comenzar a completarlo, le da a un usuario una aproximación del esfuerzo que va a tener que realizar. Indicar el paso exacto del pago en un proceso de compra, da mucha seguridad. Lo mismo ocurre con el precio final del producto, con gastos de envío, IVA… el usuario quiere saber cuánto va a pagar antes de «darle al botón».

Estilos

Definir bien los estilos de los diferentes elementos de navegación es un detalle que aporta muchísima información. Puede parecer poco importante, si al final un botón es un botón, y un enlace es un enlace, ¿no? Pero más bien es todo lo contrario. Es una información sutil, pero que está convirtiendo los movimientos de los usuarios en pasos sobre firme. Porque está adelantando qué va a ocurrir antes de hacerlo.

Esto libera mucha carga cognitiva. Es como cuando un conductor viaja por las carreteras de su país o de otro. Al hacerlo en una carretera «familiar» apenas hace un esfuerzo en comprender las señales. Simplemente las ve, las asimila y las comprende. Y en función de lo que su cerebro ha procesado prácticamente sin esfuerzo, actúa. Pero cuando las señales cambian, ya sea de forma sutil o evidente, el cerebro debe procesar mucha información. Debe interpretar, llegar a una conclusión y tomar una decisión en consecuencia. Y aún así le pueden quedar dudas de si reaccionó bien ante dicha señal.

Cuidar los estilos, usar estándares y otros pequeños trucos permiten que los lectores de un blog viajen siempre pro carreteras conocidas.

Contenido inteligente

contenido-inteligente

El término smart content o contenido inteligente no es ni mucho menos nuevo. Sin embargo, cada vez se implemente más en los sitios web. El marketing de contenidos busca ofrecer contenido de calidad a un amplio espectro de usuarios. Pero el contenido inteligente se dirige exclusivamente a cada usuario de forma individual. Se adapta a cada usuario.

Cómo funciona el contenido inteligente

Es la época del big data. Y todos los «movimientos» y comportamientos de los usuarios digitales quedan recogidos en bases de datos. Así, con toda esta información, los sitios web pueden reconocer a un visitante. Y con todos lo que sabe sobre el mismo tratará de ajustar el contenido a sus gustos.

A priori, así contado, parece algo sencillo. Pero para manejar bien la información recopilada en las bases de datos, se requieren herramientas y analistas potentes. Una cosa es tener información, y otra es saber interpretarla.

Se basa en la introducción de parámetros dentro del código fuente, aunque también existen herramientas que simplifican estos análisis y ajustes con interfaces sencillas. HubSpot Smart Content, por ejemplo, ofrece una herramienta que permite ajustar dichos parámetros de forma ágil y simple, sin necesidad de conocimientos o grandes habilidades de código.

Por lo tanto, podría decirse que el contenido inteligente funciona del siguiente modo. Reconoce al usuario que accede a un sitio web y se adapta a sus gustos o necesidades. De este modo es mucho más sencillo lograr fidelizar a un usuario. E incluso proporcionará un retorno mucho mayor que un contenido «genérico».

Se destaca el contenido más afín a cada usuario que visita un sitio web. No significa que se genere nuevo contenido. El contenido es el mismo que se haya creado, pero la relevancia que se le da según el visitante es distinto.

El contenido inteligente es contenido eficiente.

Por qué la necesidad de contenido inteligente

Muchas veces el mayor error de una marca es crear contenidos mirándose a sí misma. La pregunta que se hace una marca a la hora de crear contenidos es, ¿qué puedo ofrecer? Pero en muchas ocasiones sería mejor formularla al revés, ¿qué buscan mis clientes? Lógicamente siempre deben alinearse ambas preguntas (y respuestas). No se puede tratar de ofrecer contenido que no tiene nada que ver con una marca. O sobre el que no se conoce nada. Pero se debe mirar desde la marca hacia el cliente. Nunca se debe pensar solamente en la marca.

Los usuarios que navegan por internet reciben y responde a muchos estímulos. Si se quiere captar su atención hay que ser darle lo que busca antes que los demás. El contenido inteligente ayuda a jerarquizar la información en función de los intereses de cada usuario. Lo que podría ser clave a la hora de que este permanezca en un sitio en lugar de seguir buscando en otro.

Se dice que los usuarios no leen. En realidad sí lo hacen. Lo que ocurre es que durante sus búsquedas la lectura responde a la conocida lectura escáner o en diagonal. Buscan solamente información relevante para ellos. Si no la encuentran en ese primer vistazo, continúan la búsqueda en otra parte.

Sin embargo, si durante dicha lectura ven que un contenido les llama la atención, es mucho más probable que realicen una lectura más concienzuda y pausada. Por eso es clave llamar su atención, ofreciéndoles lo que quieren.

contenido inteligente satisfaccion
Satisfacción de los usuarios

Algún ejemplo práctico de contenido inteligente

Un ejemplo de cómo se podría aplicar el contenido inteligente. Un usuario que accede regularmente a leer un periódico digital, y su comportamiento habitual es ir a la sección internacional. Sería interesante para él, que al acceder la primera o segunda noticia destacada fuera de este carácter. Si nunca accede a deportes, ¿por qué ofrecerle una portada de un evento deportivo? Ese contenido seguirá disponible para dicho usuario, por supuesto. Pero si desea encontrarlo tendrá que navegar mediante el menú o profundizando en los contenidos de la home.

Otro ejemplo podría darse con un usuario de una plataforma digital. Un usuario está registrado, pero cierra su cuenta cuando sale de la plataforma. Al volver sería positivo para él que se le salude de forma personal. Pero más aún, que se le invite a entrar en su cuenta. No necesita ver el mensaje informativo sobre la plataforma, puesto que ya la conoce. Tampoco debería necesitar un nuevo registro, puesto que ya es usuario.

De todos modos nunca hay que ocultar del todo esta información o procesos que pueden no parecer de su interés. El comportamiento de los usuarios es complejo, y quizá un día quiera crear una nueva cuenta. O necesite ver ese mensaje explicativo del proyecto por la razón que fuere.

Sitios hiperpersonalizados

Parece entonces que los sitios dejarán de tener una estructura y forma fija o estable. Cada sitio web será diferente para cada usuario. Como en un restaurante, el espacio, mesas, sillas, servicio o iluminación serán las mismas, pero cada comensal comerá lo que le guste y le apetezca.

contenido inteligente contenido personalizado
Contenido personalizado

La navegación y el consumo de información y contenidos sería mucho más fluida si el contenido inteligente llegara a implementarse como la regla. Si esta llega a ser la forma de crear, gestionar y ofrecer contenidos, la fidelización de las marcas sería mayor. Y la frustración de los usuarios mucho menor.

El inbound marketing lograría ser más eficiente y sus objetivos serían más fácilmente alcanzables.

La atracción de los clientes se agilizaría, sería más rápida y efectiva.

La conversión crecería, puesto que los clientes no pierden tiempo en sus búsquedas. La frustración se rebajaría y la predisposición de los usuarios mejoraría notablemente.

Y la fidelización se fortalecería, gracias al conocimiento y buen hacer de las marcas hacia los clientes.

10 consejos para la redacción web

Redactar cualquier tipo de contenido requiere siempre un esfuerzo. No vale con escribir sin un orden y sin unas ideas claras. Ya sea un artículo periodístico sobre una noticia o un artículo de opinión, lo primero que hay que tener muy claro es qué se quiere contar. Cuál es el objetivo principal de un contenido. ¿Qué se quiere transmitir? Y en la redacción web esto es, si cabe, más importante.

Leer más

Contenidos para web. La importancia de un calendario editorial.

Contenidos para web. La importancia de un calendario editorial.

El calendario editorial, es un documento que incluye toda la programación establecida para la publicación de contenidos para web.  El marketing de contenidos es una excelente manera de mejorar el posicionamiento. Por ello, la publicación de contenidos para web, debe obedecer a una programación que responda a estadísticas y estudios sobre los hábitos de consulta de los clientes potenciales.

Leer más

3 tips para palabras clave

3 tips para palabras clave

El uso de palabras clave como estrategia es fundamental para hacer que tu empresa o marca sea exitosa. Esto va relacionado directamente con los motores de búsqueda y el posicionamiento SEO.

La presencia y el contenido de las marcas en las plataformas digitales debe transmitir una buena experiencia a los seguidores y posibles nuevos consumidores, por esto es muy importante que sea una preocupación constante la cuestión de diseño, contenido creativo y la facilidad para navegar por el sitio.

Las palabras clave son el tema o motivo principal del contenido de una página.  Es decir, que dentro de un mismo sitio se pueden tener cientos, e incluso miles, de palabras claves.

Aparecer siempre en los primeros lugares de las búsquedas puede traer mayores beneficios a tu marca o empresa, así como entender la manera en la que se posiciona la marca para conocer qué conceptos tienen mayor rendimiento y beneficios a la larga.

Te dejamos estos tres tips para elaborar una estrategia exitosa con palabras clave:

1. Haz una investigación de tus palabras clave

La elección de las palabras clave para tu empresa es necesario hacerlas a partir de lo que piensa el cliente de tu marca y no de cómo crees que se ve. También, revisar cuáles son las palabras que está utilizando la competencia o el sector es de gran ayuda.

2. Evita las palabras sueltas

Los usuarios al hacer sus búsquedas siempre utilizan oraciones completas y no palabras solas, por lo que es necesario procurar que la palabra de enfoque de la empresa se encuentre en la frase.

3. Debes ser consciente

Mantener la coherencia de los conceptos de la marca, dará como resultado que todas las búsquedas en el navegador conduzcan al lugar indicado. Cuando se encuentra la manera de entrelazar las palabras claves y las frases, los resultados son más efectivos.

Redactor de contenidos. La importancia de escribir artículos “pilares”.

Redactor de contenidos.  La importancia de escribir artículos “pilares”.

Como redactor de contenidos, suelo recibir comentarios positivos, algunos muy críticos y otros en los que se me pide que amplíe  una determinada información. Esto último sucede porque por lo general, la extensión típica de un artículo para blog es de 300 palabras. Igualmente, la teoría y la normativa al respecto nos obligan a utilizar frases cortas, párrafos con pocas frases y poca extensión, lo cual en ocasiones no permite desarrollar un tema con la profundidad que nuestros lectores reclaman y merecen.

Leer más