Experiencia del usuario | Qué es y cómo mejorarla con tu web

En el mundo digital se escucha mucho hablar sobre la experiencia del usuario. Dicen que es de suma importancia para un negocio y por tanto es muy importante saber qué y la forma de mejorarla. ¿Estás listo para conocer estos detalles?

Qué es la experiencia del usuario

La experiencia de usuario es un proceso que realiza un cliente o usuario que ha interactuado con un producto o servicio. Es de suma importancia este proceso en las páginas web. No debemos confundir este concepto con el de usabilidad. Una web puede ser muy fácil de usar para conseguir un fin concreto pero no por ello ofrecer una gran experiencia de usuario.

Aunque, claro, lo perfecto sería que ofreciera ambas opciones fusionadas: usabilidad y gran experiencia del usuario. Pero esto parece estar convirtiéndose en toda una odisea para muchas pequeñas, medianas y grandes empresas.

Por tanto, en la experiencia del usuario se engloban varios conceptos, como sociales, culturales, individuales y contextuales. Por supuesto que la experiencia por la que pase el usuario estará condicionada por las expectativas y experiencias previas que ha tenido sobre el producto.

También jugará un papel muy importante el comportamiento emocional que a su vez influirá en los procesos cognitivos del usuario. Así que teniendo todo esto en cuenta, el cliente determinará la satisfacción del producto sin siquiera pensarlo.

Cómo mejorar la experiencia de usuario

Mejorar la experiencia del usuario es muy importante para el funcionamiento óptimo de nuestro negocio, pues a fin de cuentas, lo que queremos conseguir con nuestra web son clientes. Si ofrecemos una buena experiencia se reconocerá tu marca de forma más extensa y aumentará su credibilidad. Y con ello, también mejorará en gran manera tu posicionamiento web. ¡Un sueño hecho realidad!

No te vamos a negar que suena más fácil decirlo que verlo, pero con los consejos que te damos a continuación, tú también puedes ofrecer una buena experiencia del usuario a través de tu web. ¡Sigue estos pasos!

Mejora la estructura y la navegación

La estructura, o lo que podríamos definir como ‘lo que se ve a primera vista’ es muy importante. Un diseño complejo en el que no se sabe por dónde empezar no será atractivo para los usuarios y no se quedarán en tu web más de unos segundos.

La estructura de una web debe ser atractiva pero sencilla, permitiendo llegar al máximo de información posible en el menor tiempo posible y sin esfuerzo.

Lo mismo sucede con la navegación. Es de suma importancia que tengas en cuenta lo siguiente:

  • El usuario debe poder encontrar las herramientas de navegación.
  • No uses abreviatura en el menú para que incluso un niño pudiera entenderlo.
  • No uses demasiados submenús que dificulten la navegación.
  • ¡Por supuesto que tienes que poner una opción de búsqueda!

Lo mejor para que cumplas con estos conceptos, es pensar en si un niño podría usarla. Pero esto no implica que no tengas que preocuparte del diseño, especialmente de la página principal, que será la entrada virtual a tu negocio. Ya sabes que la primera impresión es la que cuenta.

Vigila el diseño

Lo que entra por los ojos es lo que nos atrae o nos repele. Esto es muy cierto con las páginas web. No se trata de solo enfocarse en que se atractiva y original, sino en que no tenga elementos que puedan confundir al usuario o que hagan pesado el diseño.

La legibilidad es importante

La facilidad para leer el contenido de tu web es uno de los factores más importantes que determinará si el usuario se queda en ella o no. ¿Qué debes tomar en cuenta?

  • La fuente debe ser simple. Sabemos que hay muchas fuentes divertidas y originales en Internet, pero a veces menos es más. Nunca lo olvides. La letra debe ser visible y fácil de leer.
  • La forma en la que esté el texto. Un bloque de letras no es algo que le apetezca leer a nadie. Por eso, cuida separar los párrafos, añadir títulos, subtítulos, negritas y listas con viñetas.
  • Contraste. Un contraste de colores especialmente entre el fondo y las letras es uno de los puntos más importantes, ya que será una de las primeras cosas que se vean.

No hagas esperar

¿Has querido entrar alguna vez en una página que parecía no abrirse nunca? ¡Pues evita que esto pase en tu web! Hacer esperar más de diez segundos, será perder usuarios. No vamos a mentirte, seguro que en Internet habrá cientos de páginas similares a la tuya, ¡por eso debes marcar la diferencia!

Cuanto menos contenido pesado haya, menos tardará en cargar. Aunque claro, tienes que encontrar el equilibrio entre eso y un diseño atractivo con contenidos multimedia de calidad.

No olvides el diseño responsive

Una página web con diseño responsive es aquella que se adapta y se abre de manera correcta en cualquier dispositivo. Y por supuesto, en cualquier navegador. Así que, configura esto y ten siempre tu web optimizada y actualizada para la última versión de los navegadores.

Si sigues estos consejos, podrás crear una excelente experiencia del usuario. Y si no sabes cómo hacerlo, recuerda que contratar a un profesional siempre es una buena opción. ¡En Contenidos Click podemos ayudarte!

[Total:5    Promedio:4.8/5]

¿Has visto estos otros artículos?