¿Quieres ser un redactor de contenidos web profesional?

¿Estás pensando en ser un redactor de contenido digital para webs?

En Contenidos Click tenemos una de las mayores comunidades de redactores online

Forma parte de una de las comunidades más grandes de redactores de contenidos

Nosotros te formamos. Aprenderás conocimientos para mejorar tu redacción

Contenido optimizado y de calidad

Redactar contenido web no es fácil. Además para poder realizar un optimizado y lograr que éste posicione en Google, se deben aprender e implementar conocimientos sobre SEO. Esta es una de las razones de porqué se recomienda contratar contenidos a una agencia de marketing de contenidos. En Contenidos Click formamos a nuestros redactores para que mejoren y poder ofrecer un servicio de calidad.

Redactor de contenidos web profesional 1

Contenido optimizado y de calidad

Redactar contenido web no es fácil. Además para poder realizar un optimizado y lograr que éste posicione en Google, se deben aprender e implementar conocimientos sobre SEO. Esta es una de las razones de porqué se recomienda contratar contenidos a una agencia de marketing de contenidos. En Contenidos Click formamos a nuestros redactores para que mejoren y poder ofrecer un servicio de calidad.

Contenido del artículo: Mostrar

Aunque parezca sencillo cualquier persona no vale para ejercer la labor de un redactor de contenidos. No basta con tener una buena redacción sin faltas. Se trata, además, de conocer las habilidades del marketing de contenidos web para aplicarlas en una página o en un blog. Estas son las funciones de un redactor de contenidos web.

 

¿Qué es un redactor de contenidos web?

Un redactor de contenidos web no es un redactor convencional. Se trata de una persona con formación en periodismo o marketing, capaz de generar información de calidad.

Lo ideal es que un redactor de estas características sea un experto en comunicación online. Esto es debido a que las empresas necesitan una persona que sea capaz, por medio de los contenidos, lograr los objetivos desarrollados dentro de un plan de marketing. Por este motivo, el papel de redactor ha de ser llevado a cabo por una persona que también tenga conocimientos SEO.

Por otro lado, es importante saber diferenciar entre blogger y redactor de contenidos web.

  • Blogger: puede ser cualquier persona que tenga un blog y cree contenidos para él. Algunos bloggers han conseguido hacer de lo suyo todo un negocio, gracias a su buena capacidad de comunicación creativa. Si quieres saber cuáles son las clave y tener éxito con un blog, te recomendamos este artículo sobre pasos para convertime en blogger.
  • Redactor de contenidos web: estas personas conocen a la perfección la profesión publicitaria. Saben cómo hacer que un texto vaya acorde a un target específico, gestionando el lenguaje publicitario a su justa medida.

 

Habilidades y funciones de un redactor de contenidos web

A parte de saber usar la lengua escrita de forma impecable, un redactor de contenidos web ha de tener las siguientes habilidades:

1. Ser capaz de escribir casi de cualquier cosa.

Aunque puede haber redactores especializados en algunas temáticas. Pero un buen profesional de los contenidos web ha de estar preparado para escribir acerca de cualquier tema. Si así lo                 hace, está demostrando una buena disposición para la documentación seria y precisa.

2. Capacidad de síntesis.

A ningún lector le apetece invertir tiempo leyendo en cuatro párrafos, lo que podría leer en dos. Se necesita escritor capaz de sintetizar y extraer la información relevante para condensarla quitando lo superfluo y lo que no aporta valor al texto. Siempre manteniendo el sentido de lo que se quiere expresar y sin dar lugar a mensajes tergiversados.

3. Conocer el funcionamiento de los bancos de imágenes.

Los contenidos web suelen ir acompañados de fotografías que aportan valor visual al artículo. El redactor ha de ser capaz de manejar los bancos de imágenes correctamente. Así no incurrirá en el incumplimiento de los derechos de imagen.

4. Aplicar los requerimientos del posicionamiento SEO.

Los motores de búsqueda seleccionan siempre la información más completa para sugerírsela al lector. Las empresas buscan estar dentro de las primeras posiciones de los resultados de una búsqueda. Por esta razón, el redactor de contenidos web ha de saber cómo utilizar las palabras clave, los términos long tail, así como las descripciones dentro de las imágenes.

5. Conocer el funcionamiento de WordPress.

La mayoría de las páginas web actuales están desarrolladas dentro de esta plataforma digital. Los contenidos, una vez redactados, han de ser subidos a la red. El redactor ha de saber cómo funciona este sistema para poder hacerlo de forma correcta.

6. Tener habilidades de diseño gráfico.

No se pide que sea un experto, pero sí que tenga unas mínimas nociones sobre el tratamiento de fotografías y el diseño gráfico. Son conocimientos muy útiles para el redactor de contenidos.

7. Dominar herramientas digitales.

De nuevo, no se trata de tener un control perfecto pero sí es conveniente tener nociones de los programas más necesarios en su trabajo diario. Por ejemplo, estar familiarizado en los gestores de contenidos que deba usar o comprender algunos códigos de HTML por si hubiese que agregar algo manualmente.

8. Manejar las redes sociales.

Aunque sea tarea de los conocidos como community managers, lo cierto es que los redactores web están directamente relacionados también con la publicación de contenidos en las diferentes comunidades sociales.

9. Disponer de un estilo creativo que lo haga único.

Una de las funciones de un redactor de contenidos web y, tal vez, la más importante, es tener un estilo de redacción creativo y diferente al resto. Se trata de vender la información a los usuarios, por lo que no basta con que escriba bien. Ha de ser un verdadero mago de las palabras.

10. Interpretar las métricas y porcentajes obtenidos del análisis de contenidos.

Es decir, saber si nuestra información está resultando útil y atractiva para el público al que nos dirigimos.

redactor de contenidos web

 

Otras características del redactor web

Los redactores web destacan también por su personalidad. Suelen ser personas motivadas, intuitivas y con una gran paciencia. Trabajar como generador de contenidos es una tarea que se consigue día a día, pero hay que nacer una serie de talentos innatos para ello.

Por otro lado, un redactor de contenidos ha de ser una persona formada en marketing online y publicidad. Solo de esta manera podrá ajustar la información a la estrategia aplicada por la empresa en este sentido. Esto es lo que diferencia a un buen redactor de contenidos web de otro que no lo es. Otras características de los redactores de contenidos web son las siguientes.

 

Conocimientos y gran capacidad documental

Un redactor de contenidos web ha de ser capaz de escribir casi sobre cualquier cosa. Esto no significa que tenga que ser un experto en todas las materias, sino que debe saber manejar adecuadamente las distintas fuentes documentales con las que se pueda encontrar por el camino.

Gracias a esta capacidad de análisis e investigación, el redactor de contenidos web puede desarrollar la redacción de un post de calidad lleno de información veraz y contrastada. El manejo de una buena documentación y la capacidad de investigación, son grandes cualidades que debe mostrar un buen redactor de contenidos.

A todo esto hay que sumarle la formación necesaria para el manejo de las diferentes herramientas informáticas con las que se puede encontrar un redactor desde que comienza un artículo y hasta que lo finaliza.

 

Creatividad e innovación

Saber conjugar creatividad y tecnología es otra de las claves para poder llevar a cabo una buena redacción de contenidos. No se trata de escribir por escribir, sino de hacerlo de tal manera que el público se sienta inmediatamente atraído por la información que se publica. Por tanto, la creatividad en el lenguaje también juega un papel muy importante dentro de la redacción de contenidos.

La innovación es otra característica fundamental de las personas que se dedican a la creación de contenidos en Internet. Creatividad e innovación van de la mano porque la combinación de ambas convierte un simple texto en un contenido atractivo y de calidad. Es importante que un redactor de contenidos web sea capaz de innovar en cada una de sus creaciones. Buscar ese punto de redacción que marque la diferencia con respecto a otros trabajos.

En la red existe una gran cantidad de información acerca de todo tipo de temas pero, ¿cómo conseguimos que el usuario lea nuestro post y no el de la competencia? El redactor de contenidos de éxito lo sabe. Tiene la capacidad de encontrar ese punto de inflexión en el que su texto sobresale por encima del resto. Además, sabe cómo personalizar los contenidos para que cumplan con el perfil de la audiencia a la que van destinados.

redactor de contenidos web

 

Bagaje cultural y curiosidad

Un redactor debe contar con estas dos características intelectuales. Sin imaginación o curiosidad la gente jamás podría descubrir nuevas maneras de hacer las cosas o encontrar ideas novedosas. La curiosidad hace que la mente esté siempre a la búsqueda de alternativas nuevas y originales, queriendo descubrir el porqué de las cosas, imaginando nuevas situaciones y escenarios y alimentando de forma constante su capacidad creativa. La creatividad es, precisamente otra habilidad necesaria para un buen redactor.

Esta capacidad de estimular la curiosidad, por lo general viene junto contra de las habilidades imprescindibles que un redactor debe poseer. Se trata de una buena cultura general o bagaje cultural. En muchas ocasiones puede ser incluso más útil en este oficio en concreto, que un título universitario.

La cultura general no es algo que se adquiera consultando enciclopedias o leyendo muchos libros. O no, solamente así. Es algo que se logra viviendo con una mente abierta, trabajando, comprendiendo otras formas de vivir y de pensar y percibiendo la vida desde la perspectiva de alguien que desea siempre aprender y enriquecerse de los demás

 

Entiende lo que quiere Google

El posicionamiento SEO dentro de cualquier tipo de contenido es sumamente importante para que dicha información logre su cometido. Para ello, el redactor de contenidos web es consciente de que tiene que redactar la información en base a una serie de criterios establecidos por Google. Algunos de ellos son:

  1. El contenido ha de ser original y veraz.
  2. El texto ha de estar desarrollado en base a unas palabras conocidas como longtail.
  3. La redacción ha de ir siempre acompañada de alguna imagen correctamente posicionada y acorde con el texto.
  4. La variación semántica. Google es capaz de distinguir los diferentes tipos de palabras, así que exige que la información sea ágil y bien redactada. De esta manera, valora muy positivamente el uso de sinónimos, las variaciones de género y de número, así como las variaciones lingüísticas.
  5. El cuidado en la maquetación del texto. Un buen redactor de contenidos sabe organizar la información de tal forma que sea agradable a la vista y no produzca rechazo. Las ideas aparecen ordenadas y destacadas en títulos y/o negritas. Las enumeraciones son utilizadas para ayudar al lector a seguir un buen ritmo de lectura comprensiva.
  6. Buscadores como Google premian los contenidos con párrafos cortos, de no más de 250 ó 300 palabras.

Saber adaptar un texto a todos estos condicionantes no es una labor que pueda llevar a cabo cualquier tipo de redactor. Ha de ser un redactor de contenidos especializado en la web.

 

El uso de las llamadas a la acción

Este es un concepto del marketing online que se ha de saber usar correctamente para que cumpla con su función. Se trata de incluir un comentario en el texto que promueva en el lector el impulso de realizar una acción que puede ser de compra o no. Todo dependerá de los objetivos que pretenda cumplir la estrategia de marketing online emprendida.

 

Un buen redactor de contenidos web sabe cómo realizar estas llamadas a la acción para que no sean demasiado evidentes. Con sutileza, sus palabras motivarán al usuario para que lleve a cabo aquello que la marca desee. Se trata de incentivar, no de obligar. Por lo tanto, solo un buen redactor de contenidos sabe cómo hacerlo.

Saber escribir para Internet. Al igual que existen periodistas especializados en radio, prensa y televisión, también están los que se han especializado en la redacción en el red. Igual que una noticia para la radio no sigue la misma estructura que una noticia para prensa escrita, Internet tiene sus propias reglas.

Un redactor que no esté especializado en el medio para el que va a trabajar difícilmente podrá alcanzar un grado óptimo de resultados. Por este motivo, es importante que los redactores de contenidos web estén formados en la web. Este medio online no tiene nada que ver con los medios de comunicación tradicionalmente conocidos. Estamos ante un formato mucho más inmediato y con el que el público puede interactuar.

 

Conocer la empresa para la que trabaja

Por último, un redactor de contenidos web no solamente debe conocer el público al que irán destinados sus textos sino que, además, debe empaparse de la filosofía y forma de hacer las cosas de cada empresa o marca. Esto significa que tendrá que cumplir con un manual de estilo para cada compañía con la que trabaje. Estudiarlo bien y aplicarlo en cada una de sus publicaciones de cara al público.

No olvidemos que el marketing de contenidos es un fiel reflejo de lo que es cada empresa y del valor añadido que está dispuesta a ofrecer a sus clientes por medio de la redacción de contenidos.

redactor de contenidos web

 

Redacción persuasiva

Si alguna vez lo has intentado, te habrás dado cuenta de lo diferente que es escribir un texto creativo para un blog de redactar uno con propósito de convencer o persuadir, como puede ser un anuncio, una newsletter o un emailing. Sea cual sea el propósito, invitar a tus seguidores a un evento, proponer un curso, seducirles para que adquieran un producto, etc. es fundamental conocer de que manera comunicarse para conseguir que nuestros textos cumplan esos objetivos.

¿Qué necesitamos para redactar un texto persuasivo? En primer lugar disponer de buenos y sólidos argumentos. Estos formarán parte de nuestro discurso y serán nuestra herramienta para convencer. Así presentaremos nuestra propuesta mediante razonamientos demostrando el sentido de lo que estamos diciendo y de esta manera podemos persuadir a nuestros lectores. En este tipo de textos, los enunciados también hay que cuidarlos. No solo tienen el propósito de informar, también han de influir sobre el receptor del mensaje para inducirles a que adopten una actitud determinada frente a lo que les vamos a comunicar.

Como ves, esta es una habilidad increíblemente útil para cualquier redactor de contenidos o copywriter. Pero ¿para qué sirve redactar textos persuasivos?

  • Para convencer a los usuarios o lectores a través de la exposición de argumentos sólidos
  • Para dar a conocer al público nuestros productos o servicios e invitarles a comprarlos
  • También se usan en otros ámbitos como en el académico o en otros sectores profesionales

 

¿Por qué contratar a un redactor web?

Las empresas y marcas actualmente se han visto inmersas en un mundo en el que el marketing digital lo es todo. Sus clientes se mueven dentro de un mundo online que necesita ser cubierto por información útil. Además, esta información debe aportar un valor añadido a sus productos y/o servicios. Por este motivo, se necesita contar con su innegable colaboración profesional.

Los redactores freelance son trabajadores que se pueden encontrar de forma aislada o por medio de una agencia de contenidos. Su forma de trabajar es por medio de plannings de posts establecidos por la empresa.

Cuando se contrata a un redactor web lo más normal es mantener una primera reunión con él. En ella se establecerán claramente cuáles son los objetivos y metas de la compañía. Estos datos han de ser traducidos por el generador de contenidos en términos de marketing online.

Para que una campaña tenga éxito es necesario contar con los servicios de un redactor web. Si una empresa no tiene a la persona capacitada para ello, es importante que se plantee su subcontratación. El redactor web conoce las técnicas profesionales del medio. La empresa no tiene los medios ni el tiempo para formar a alguien de su plantilla para hacerlo.

 

Conclusión

Los redactores online se han convertido en un puesto de trabajo más que ha de ser llevado a cabo por profesionales de la comunicación y la publicidad. Las empresas necesitan contenidos generados por expertos que aseguren el éxito de sus estrategias de marketing digital. Por este motivo, no pueden dejar de la mano de un simple aficionado a la escritura el futuro de su compañía. La productividad y los beneficios de la misma están en juego.

 

Si te ha gustado este artículo y quieres conocer más aspectos de la redacción de contenidos web y el marketing de contenidos, no dudes en seguir navegando por nuestra página y ver el siguiente vídeo.

blog-post-ventaja-4

¿Quieres saber porqué es mejor contratar a una agencia de marketing de contenidos que a un redactor freelance?

[Total:24    Promedio:4.5/5]

¿Has visto estos otros artículos?