La generación de contenido para el comercio electrónico puede ocurrir de diferentes maneras y con diferentes propósitos.

Aumentar las tasas de ventas y las calificaciones del tráfico son sólo dos de las muchas razones por las que debe crear contenido para los sitios destinados al comercio electrónico.

La mayoría de los visitantes que aún no están listos para comprar, y que a menudo no son sensibles a  un hermoso anuncio, o no son influenciables por  el precio de un producto, terminan por no comprar, a no ser que encuentren algún texto, que por lo menos los incite a considerarlo y a regresar al sitio.

En la mayoría de los sitios de comercio electrónico, el contenido termina siendo tratado como una distracción. El texto está ahí para vender el producto y no para crear una conexión eficiente entre las ventas y contenido.

Es importante prestar atención a la creación de contenidos para atraer la atención de los visitantes en los productos. Las guías de compra ya no son suficientes para garantizar incremento de ventas. Incluso, las grandes tiendas virtuales ya consolidadas, deben invertir en contenidos para atraer la atención de los consumidores.

¿Cómo debe ser el contenido para comercio electrónico?

Antes de empezar la producción de contenido para comercio electrónico, es importante saber qué y sobre que quieren leer nuestros visitantes. Obtener esta información es una labor que se puede llevar a cabo de varias formas.

Hacer encuestas en redes sociales, o en puntos de venta físicos de los mismos productos que se están vendiendo en su tienda virtual le ayudara a recaudar la información necesaria.

Es importante conocer sus inquietudes, sus deseos, sus preocupaciones y sus problemas.

Contenidos para comercio electrónico, generado por los usuarios.

Cuando estamos creando contenido para clientes de comercio electrónico, podemos apuntar a tres objetivos: Entretener, Educar o Invitarlos a participar.

En cuanto al entretenimiento, podemos mostrar cómo los productos pueden hacer lo mejor posible la vida o facilitar la vida diaria. Las curiosidades sobre el tema, también funcionan muy bien.

Si hablamos de educación, debemos ser cuidadosos en no incurrir en la soberbia y el aburrimiento. Los temas, si bien de corte pedagógico y académico no deben resultar aburridos para los lectores.

Pedir o animara sus clientes a compartir sus propios contenidos, se conoce como UGC –Contenido Generado por Usuarios.  Este tipo de contenidos pueden resultar muy útiles, sobre todo si se tiene en cuenta que, para hacer uso de ellos, no requerimos mayor esfuerzo.

Tres clases de contenido para comercio electrónico:

  • Tradicional entrante: Es el más habitual. Usted puede captar clientes potenciales a través de “contenido embudo”, relacionado con su empresa y así alimentar al lector hasta convertirlo en un cliente.
  • Entrante dirigido al producto: Este tipo de contenido para tiendas virtuales, implica el uso de muchas imágenes, videos, comentarios y descripciones sólidas en las páginas de sus productos.
  • Los híbridos: Ecommerce mezcla y usa las dos técnicas presentadas anteriormente. Se elabora un contenido para educar y relacionarse con los clientes, a la vez que se invierte mucho en los contenidos dirigidos específicamente para los productos.

Si desea contratar la producción de contenidos para comercio electrónico, con la mejor agencia de contenidos de España, por favor pinche aquí.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Has visto estos otros artículos?