long tail en marketing de contenidossopa de letras

El long tail en marketing de contenidos hace referencia al uso y combinación de keywords muy específicas en la estrategia de SEO. Es decir, las etiquetas empleadas van dirigidas a búsquedas muy concretas por parte de los usuarios en los motores de búsqueda.

Esta estrategia sirve sobre todo para posicionarse en mercados muy saturados o ya copados por grandes marcas con grandes inversiones en SEO. Este tipo de mercados no permiten a “pequeñas empresas” lograr buenas posiciones en buscadores. Por lo que estas deben acotar mediante combinaciones sus palabras clave usando el long tail.

Un ejemplo sería una pequeña tienda de ropa de mujer que quiere lograr una posición alta en la página de resultados de Google. Debe competir ante marcas como Inditex, Cortefiel, o webs como Zalando y el Armario de la tele.

Si emplea keywords muy genéricas, del tipo “ropa de mujer”, es bastante probable que quede enterrada tras varias páginas de resultados. Google, o cualquier otro buscador, siempre mostrará resultados más parecidos a esas grandes marcas antes mencionadas.

Acotando se aspira a menos búsquedas por parte de los usuarios. Pero los resultados serán mucho más ajustados a lo que quieren encontrar. Se puede definir como una especialización por productos, características de los productos, territorio, precio…

¿Cuándo se aconseja usar long tail en marketing de contenidos?

Se aconseja, por tanto, emplear el long tail en marketing de contenidos en mercados de masas donde la competencia es grande. Aquí una buena estrategia de SEO puede ayudar a una pequeña empresa a hacerse un hueco en el inmenso universo de internet. Donde las opciones son casi ilimitadas.

Así que, siguiendo con el ejemplo anterior, ¿cómo podría definir unas buenas keywords de longtail para el marketing de contenidos? Especificando mucho dichas keywords. Eso limitará el número de personas que busquen un producto. Pero las que lo hagan estarán buscando dicho producto en concreto.

Al menos estarán cerca de lo que buscan, y da la posibilidad de aparecer, de ser visible para un público reducido, pero muy objetivo.

Es decir, los impactos logrados tendrán mucho más retorno que los que pudieran lograrse empleando una estrategia de short tail, donde las búsquedas son muy genéricas. Podrá decirse que al acotar tanto los resultados de búsqueda nadie introduzca las palabras exactas o muy pocas personas lo hagan. Quizá sea cierto en muchos casos, pero de otra forma es probable que ni siquiera se aparezca. Para resolver este posible problema se recomienda hacer un buen estudio de búsquedas de usuarios respecto a los contenidos que se quieran mostrar.

Volviendo sobre el ejemplo que se ha empleado en este artículo sobre long tail y marketing de contenidos, sería interesante ver cómo aplicarlo de forma correcta.

¿Cómo aplicar el long tail en marketing de contenidos?

Lo primero es tener claro cómo se quiere uno diferenciar en un mercado saturado. Antes se veían algunas opciones. Posicionarlo como un producto muy exclusivo o en base a una de sus cualidades. También puede hacerse mediante la territorialidad o el precio, cuando estos puedan ser factores diferenciadores.

La cuestión es saber descubrir el valor añadido, el insight, de los contenidos a anunciar.

Otro aspecto a tener muy en cuenta es que el long tail en marketing de contenidos no debe ser una guía si no un refuerzo. El SEO acompaña y apoya los contenidos, no los define.

Una tienda de ropa vende productos comunes en el mercado y quiere emplear esta estrategia de long tail en marketing de contenidos. Podría hacerlo de los siguientes modos:

  • Opera en una zona donde no existen muchos comercios similares: ropa mujer paseo imperial madrid.
  • Quiere destacar una cualidad, como que la ropa es de trabajo: ropa mujer trabajo paseo imperial madrid.
  • El elemento diferenciador es el precio: ropa mujer barata paseo imperial madrid.
  • Quiere destacar que es una tienda de venta al público general: comprar ropa mujer barata paseo imperial madrid.

Aplicando estos pequeños consejos dará mayor número de conversiones. Aunque el número de impactos pudiera ser menor. Estas frases hay que incluirlas en los contenidos de texto de la web de forma natural y descriptiva para que al ser indexada la página se considere de valor para los usuarios.

Algún otro consejo para aplicar long tail en marketing de contenidos

Si se quiere emplear esta estrategia del long tail en marketing de contenidos para un blog, el funcionamiento será el mismo. Se deben encontrar frases descriptivas del contenido. Siempre bien traídas en un texto, de forma natural y que realmente aporten un valor al mismo. Ya que un uso inadecuado puede penalizar el posicionamiento del blog.

long tail en marketing de contenidos
Sugerencia palabras buscador Google

Una forma sencilla de ver qué keywords pueden interesar a la hora utilizar el long tail en marketing de contenidos es ir escribiendo palabras en el buscador de Google. Esto servirá como pequeño estudio de búsquedas de un target concreto. Al comenzar a escribir una palabra que se considere esencial para posicionar un contenido, el mismo buscador irá ofreciendo posibles combinaciones.

Estas posibilidades que ofrece el buscador se basan en búsquedas reales de usuarios, por lo que es bastante fiable. Siempre teniendo en cuenta que no es un análisis exhaustivo ni un estudio de mercado.

Para realizar esta investigación de una forma más profesional y seria existen diferentes herramientas. La más conocida y bastante sencilla de utilizar es Google Adwords. Facilita ideas, da estadísticas, ofrece listas de palabras claves, e incluso diferentes combinaciones de estas. Sobre todo permite hacer un seguimiento de resultados de las palabras empleadas. Además es gratuita, por lo que merece la pena investigar un poco sus posibilidades.

Overview adwords interface Long tail en el marketing de contenidos
Overview interface Adwords, herramienta para definir estrategia de SEO

¿Qué alternativas existen al long tail en marketing de contenidos?

Lo cierto es que hace tiempo que el short tail se relaciona a contenidos de baja calidad. Y así lo entiende Google. El uso de etiquetas aisladas es algo que no se recomienda en la actualidad. Se debe a que no aporta valor al usuario. No aporta valor en el momento que no son descriptivas de lo que va a encontrar el usuario en dicho contenido.

Se podría interpretar que un artículo concreto con ciertas etiquetas independientes abordará dichos temas. No dice nada más sobre el contenido.

En la actualidad lo ideal es emplear el long tail en la estrategia de SEO como complemento a la estrategia de marketing de contenidos. Esto no debe llevar a equivocación y pensar que la segunda debe basarse en la primera. Son estrategias complementarias que deben ir de la mano.

La estrategia de marketing de contenidos será la esencia de un blog o un sitio web. Como siempre se dice, el contenido es el rey. Esta debe reforzarse con otras herramientas que están al alcance de cualquiera, como es una buena estrategia de SEO.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

¿Has visto estos otros artículos?