Marketing digital o publicidad tradicional. La educación hace la diferencia.

Existen grandes diferencias entre la publicidad tradicional y el marketing digital. Es frecuente ver empresas que crean productos sorprendentes, para los cuales se diseñan campañas de publicidad intensivas y mecanismos de promoción muy diversos y creativos, pero aún así las cosas no salen bien.

El cliente, que no tiene en cuenta el valor del producto y de los costes de la campaña publicitaria, termina comprando el producto del competidor, de menor calidad, pero más barato.

El problema aquí es que, aunque el desarrollo del producto es importante, también hay otra cara de la moneda que solemos olvidar.   El desarrollo de los clientes.

La educación del cliente y el marketing digital.

Utilicemos un ejemplo extremo para lograr entender con claridad el tema. Los medicamentos están en los estantes de las farmacias desde que nacemos.  Cada día  vemos novedades en esos estantes, y somos espectadores de la competencia entre uno y otro fabricante.

Un buen día despertamos y decidimos comprar el medicamento más moderno, según nos lo informaba un atractivo anuncio ubicado en los estantes de la farmacia de nuestra historia.

Sin embargo, en una visita a nuestro médico, nos practican los exámenes de rutina, y tras una amena charla se nos explica que estamos consumiendo el medicamento incorrecto y que  lo que debemos consumir, es un fármaco que no aparece en los estantes y cuyo precio es inferior.

Dejamos de comprar el medicamento del anuncio atractivo, y lo reemplazamos por el que el médico nos indica, debido a que fuimos objeto de un proceso de EDUCACIÓN. Recibimos una información de parte de una persona que calificamos como experta en el tema.

Este mismo proceso de selección de un producto, se puede aplicar a la compra de un coche, a la elección de un país para pasar las vacaciones, o incluso a la contratación de los servicios de un abogado o un asesor tributario.

En la medida que escuchemos las recomendaciones de personas expertas en cada uno de esos campos, seguramente atenderemos tales consejos.  Esta es la ventaja de utilizar la educación como una herramienta de marketing digital, para generar valor en productos y servicios.

Marketing digital y difusión de contenidos.

El marketing digital se convierte en un canal ideal para que los contenidos cumplan una función educativa e influyan en la decisión de compra de los lectores, por tres razones muy elementales:

  • No hay límite de tiempo o de espacio para la cantidad de información.
  • La difusión de los mensajes es mucho más fácil en internet.
  • Utilizando enlaces y referencias, podemos lograr posicionamiento en las búsquedas de internet.

¿El contenido de este artículo cambió tu opinión acerca de la efectividad del marketing digital?  De ser así, el método funciona. Ahora todo lo que debes hacer es pinchar aquí.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Has visto estos otros artículos?