Rankbrain, el algoritmo de google que cambia las SERPS

Seguro que has leído cerca de un millón de artículos que dicen que el SEO ha muerto. En realidad no existe afirmación más falsa en internet que esa. De hecho, sería más precisa afirmar que el SEO va a matarnos. Puede que lo consiga con Rankbrain.

Google lanza nuevos algorimos de búsqueda una media de dos veces al día. Sí, no es un error. El buscador por excelencia cambia su manera de mostrar resultados más rápido de lo que nosotros podemos aprender cómo funcionan. Y si eso no fuera bastante aterrador para los profesionales del SEO, resulta que, ya en 2015, el gigante realizó sus primeras inversiones en inteligencia artificial. Olvídate de Skynet: tenemos a Rankbrain.

¿Qué es Rankbrain?

Rankbrain es un algoritmo que emplea tecnología de inteligencia artificial para conseguir el objetivo más importante de Google. Esto es, que el usuario obtenga la mejor experiencia de búsqueda posible en el menor tiempo posible. Rankbrain pretende darnos, como usuarios, aquello que buscamos, no una aproximación o algo parecido. Y quiere dárnoslo a la primera.

Para ello se sirve de Rankbrain, un algoritmo que funciona como un cerebro humano. Rankbrain piensa y determina el tipo de resultado que el usuario desea encontrar a partir de una búsqueda. Parece imposible, pero Google lo ha conseguido.

Rankbrain y el contexto de las búsquedas

Para explicar cómo funciona la búsqueda contextual, no hay nada mejor que un ejemplo.

Si escribo FRESADORA en Google, los resultados que obtengo son, en primer lugar, la definición y la entrada correspondiente de Wikipedia. Esto es así porque Rankbrain interpreta que cuando un usuario introduce una sola palabra en el buscador, solo necesita saber qué es, qué significa esa palabra.

Sin embargo, los resultados cambian si pongo algo como FRESADORA MEJOR. En este caso Google me devuelve docenas de resultados que son comparativas de fresadoras. Porque interpreta que lo que quiero es comprar una fresadora, pero no cualquiera, sino la mejor.

Sí, Google ha aprendido a pensar gracias a Rankbrain, al que ya no se puede engañar llenando un artículo de palabras clave determinadas. Porque Rankbrain utiliza la capacidad de aprendizaje de la inteligencia artificial para interpretar las búsquedas.

¿Y cómo lo hace?

Pues igual que lo hace nuestro propio cerebro, aunque no seamos del todo conscientes. Cuando Rankbrain ve algo que ha visto con anterioridad, asume que el usuario busca lo mismo que buscaba en aquella otra ocasión. Es decir, el algoritmo se da feedback a sí mismo a partir de búsquedas y resultados anteriores. Identifica patrones de comportamiento que se ocultan tras las palabras clave. Y lo hace conectando las búsquedas nuevas a búsquedas anteriores.

De nuevo, volvamos a la fresadora del ejemplo. Si pongo FRESADORA porque quiero comprar la mejor fresadora y Google solo me da definiciones, lo más probable es que yo no haga click en ningún enlace. Por el contrario, escribiré una nueva búsqueda. El no hacer click en esos enlaces propuestos le da a Google la pista de que no me está dando la información que yo buscaba. Y mi nueva búsqueda le enseña lo que busco de verdad.

Pues bien, cuantas más veces se repita ese proceso, más claro le quedará a Google que la mayoría de la gente que busca FRESADORA, en realidad quiere comprar una. De hecho, el cuarto resultado, por debajo de las imágenes de maquinaria, es una conocida tienda online.

¿Cómo afecta Rankbrain al contenido de tu web?

Como Rankbrain es una inteligencia artificial con capacidad de interpretación, sabrá si estás tratando de engañar al sistema. Si cargas tu contenido de palabras clave y Google te coloca en los primeros puestos de resultados pero no consigues clicks, Rankbrain aprenderá que tu contenido no es lo que buscan los usuarios y por tanto te penalizará. Así se modifican las SERPS (páginas de resultados).

Sí, parece ciencia ficción, pero Google, a través de Rankbrain, modifica las SERPS porque ha aprendido a entender lo que los humanos buscamos cuando tecleamos nuestras búsquedas. Muy útil y a la vez inquietante.

Sobre todo si ya estabas despistado a la hora de diseñar tu estrategia de contenidos. Rankbrain es la tercera señal más importante en el entramado interno que lleva a Google a posicionar unos resultados y no otros en su página inicial.

¿Qué contenidos le gustan a Rankbrain?

Ya hemos hablado en ocasiones anteriores acerca de la honestidad de los contenidos. A Rankbrain la verdad le gusta mucho más que a cualquiera de los otros algoritmos.

Verdad útil

Además quiere una verdad útil para los usuarios. Un buen redactor de contenido web que quiera posicionar una página ya no saldrá del apuro redactando únicamente contenido interesante y actual. Ahora hace falta realizar un trabajo previo de búsqueda y conocimiento de internet.

Rankbrain nos obliga a buscar las mejores palabras clave, pero también a analizar los mejores resultados que esas palabras clave ofrecen. Tenemos que ponernos en los zapatos del algoritmo y realizar una investigación exhaustiva acerca de las intenciones de búsqueda del usuario.

Conocer a la competencia

Ahora, para posicionarnos, tenemos que conocer mejor que nunca a la competencia, porque no existe otra manera de ser mejores que ella. También debemos ser cuidadosos. Si nuestra página no ofrece información, no podemos redactarla como si fuese un diccionario.

Una vez más, conocer a nuestro buyer persona, conocer sus problemas reales y darle soluciones efectivas para resolverlos es lo que nos dará cierta ventaja a la hora de posicionarnos. Todo ello requerirá, además, de pericia en la creación del contenido en sí, que debe seguir siendo atractivo, fácil de leer y relevante. Para ello debemos entenderle. Si no entendemos las motivaciones de un usuario cuando escribe un término de búsqueda, estaremos perdiendo el tiempo y el dinero.

¿El mejor modo de optimizar tu web para Rankbrain?

Los expertos optamos en este momento por un contenido extenso que sea capaz de satisfacer las necesidades de dos o quizá tres tipos de usuarios. Ello requiere de grandes dosis de excelencia en lo que se refiere a la documentación y la redacción. Afortunadamente, nosotros contamos con los mejores expertos en SEO y los mejores redactores. También tú podrás optimizar tu web con los mejores redactores de contenidos de Contenidos Click, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.

Te recomiendo que también leas este artículo sobre el alogoritmo Google Fred ya que también afecta muchísimo a los resultados de los buscadores.