Estrategia push y estrategia pull | ¿Cuál funciona mejor hoy en día?

¿Conoces la diferencia entre la estrategia push y pull? Si te has planteado iniciar una estrategia para la venta online tendrás que hacer un estudio previo y planificarlo todo a la perfección. Existen distintos tipos de estrategias en el marketing digital, ¿cual me conviene seguir? La decisión depende de varios factores, por ejemplo algunos de estos:

  • El posicionamiento de la marca en los buscadores
  • El grado de desarrollo de la imagen de marca
  • El área de mercado en el que se opera
  • Las posibilidades económicas de la empresa

Dos de las estrategias más utilizas de venta son las llamadas Push (de empuje) y Pull (de atracción).  La dicotomía Push Pull platea dos opciones opuestas. El push trabaja creando en los usuarios una necesidad que debe ser satisfecha y a partir de ahí se ofrece una propuesta para que el cliente pueda cubrirla. El planteamiento pull parte de la creación de un producto o servicio ideal con el que se pueda atraer a determinados usuarios. Pero vamos a explicarlo con más detalle.

Estrategia Pull

Este tipo de estrategia esta siendo muy utilizada en estos últimos años. Consiste básicamente en trabajar en el refuerzo de la imagen de marca para lograr que sea más potente de cara al público. De esta forma, no se hace necesario crear una estrategia Push para obtener ventas ya que son los propios usuarios los que se acercan a la marca atraídos por lo que les estamos ofreciendo. La imagen de marca y su prestigio se convierte en un reclamo en si mismo ya que consigue generar sentimientos de atracción en los clientes. Gracias a la estrategia Pull, podemos conseguir que la demanda de nuestros productos supere a la oferta.

El principal objetivo de la estrategia pull es que el consumidor sea quien pida los productos. Suena ideal, sin embargo para llegar a este punto, hay que realizar un importante trabajo previo. Una de las claves es ofrecer un producto o servicio original y diferente, que consiga marcar la diferencia y que sea interesante para un público objetivo. Hay que tener en cuenta que estamos compitiendo en un sector de mercado, por lo que es importante que nuestro producto no sea similar a otros ya existentes. En el debate sobre si utilizar una estrategia push o una pull, lo que recomiendan los expertos es aplicar el planteamiento de venta Pull una vez que ya tenemos una serie de clientes leales y fieles a nuestra marca.

Estrategia push y estrategia pull 1

Estrategia Push

La otra cara de la moneda es la estrategia Push  o estrategia de empuje. Se llama así porque se plantea de forma que la empresa empuja al mercado. Es decir, se busca a los potenciales clientes, para despertar el interés. Requiere bastante esfuerzo y trabajo y hay que buscar los distintos modos de abordar al usuario para hacerle llegar nuestra oferta.

La estrategia Push se emplea cuando no hay una demanda suficiente del producto o servicio, o cuando tenemos un exceso de oferta. Si nuestra marca no es todavía demasiado conocida por los usuarios, evidentemente ellos no vendrán a interesarse por lo que ofrecemos. Debemos ser nosotros quienes salgamos a por ellos.  En este caso le toca a la empresa salir a vender procurando impactar y persuadir a los posibles clientes. Este tipo de estrategia va de la mano de una buena comunicación que consiga crear una necesidad y convencer a los usuarios. El planteamiento Push se suele utilizar cuando nuestro producto no se diferencia de otras ofertas del mercado y en este caso, normalmente se compite por precio o por calidad.

Si quieres más información o necesitas una estrategia pull para tu negocio online, contacta con nosotros y te llamamos. Somos tus expertos en marketing de contenidos.

Marketing de Contenidos | 7 claves para reinar los buscadores en 2018

7 Claves del marketing de contenidos para 2018

Con el primer mes del año a punto de terminar, ya habrás podido medir el éxito de tu estrategia de marketing online de 2017. Independientemente de tus resultados, podrás mejorarlos si tienes en cuenta las claves del marketing de contenidos de cara a 2018. Aquí te presentamos siete de ellas.

2018, el año del storytelling

Una de las claves del marketing de contenidos ha sido siempre generar buenos contenidos. No será la primera vez que digamos que los contenidos deben ser interesantes, actuales y verdaderos. Todo eso sigue vigente, pero 2018 nos trae una novedad. No se trata de algo que no supiéramos antes, aunque desde hace unos meses resulta más evidente que nunca a efectos de aumentar las ventas. A las personas nos gusta que nos cuenten historias.

Las marcas invitan a los usuarios, mediante el storytelling, a unirse a las campañas de marketing. Y lo hacen contándoles historias con las que se identifican.

¿Cómo usar el storytelling de forma efectiva?

Si todavía no has dado el paso de contratar a un equipo de redactores profesionales y tú creas tu propio contenido, estos son los pasos que debes seguir para sacra el máximo partido a la técnica del storytelling.

  1. Los mejores cuentos comienzan con un «había una vez» y siguen planteando un problema. Caperucita roja debía atravesar un bosque, Cenicienta acababa de quedarse huérfana en un entorno hostil. Averigua cuál es el problema de tu protagonista. Una pista: tu protagonista es tu cliente potencial.
  2. Muestra a tu protagonista los peligros de hacer las cosas del mueso incorrecto: Caperucita se para a recoger flores y habla con el lobo. Las cosas no terminan bien para ella. ¿Qué sucederá si tu cliente potencial presta atención a soluciones engañosas?
  3. Da a tu usuario la verdadera solución a sus problemas: tú eres el leñador que salva a Caperucita y su abuelita.
  4. Final feliz. Con un poco de suerte habrás conseguido una venta o fidelizado un cliente.

Esta es la magia del storytelling.

Email marketing

A nadie le gusta recibir correos no deseados. De hecho, abrir la bandeja de entrada de correo y encontrarte con docenas de e-mails de publicidad es garantía segura de borrarlas todas sin fijarte en quien las envía. Si no quieres que eso suceda con tus correos promocionales, apúntate esta técnica: email marketing. Solo enviarás correos a aquellas personas que deseen recibirlos. Sabrás quiénes son porque habrás conseguido sus direcciones a cambio de contenidos. Esos contenidos se llaman leads y son imanes de clientes potenciales.

Existen muchas plataformas que te permiten crear correos electrónicos atractivos en los que puedes insertar vídeos o imágenes. Y, lo mejor, esas mismas plataformas te permiten medir el éxito de tus campañas de email marketing. Una buena noticia: puedes integrar storytelling y email marketing en una sola acción. Asó pondrás a funcionar dos claves del marketing de contenidos de una sola vez. También obtendrás los beneficios de ambas con la mitad de esfuerzo.

Memes y Gifs llegaron para quedarse

Se usan en redes sociales como modo de humor gráfico, pero también en prensa y, cada vez más, como forma de publicidad. Como empresa cuentas con muchos recursos en internet que te permiten crear memes y gifs animados personalizados. El humor es vital en todos los aspectos de la vida y también en el marketing de contenidos. Si lo piensas te darás cuenta de que los antiguos anuncios impresos en revistas no son más que memes… un poco más serios.

Tomarse a uno mismo a risa de vez en cuando te hace más cercano y la cercanía aumenta la confianza del usuario. Es la confianza la que convierte al usuario en cliente y al cliente ocasional en cliente fiel. Justo lo que necesita tu negocio. Así que no temas hacer un chiste de vez en cuando.

El SEO de nuevo entre las claves del marketing de contenidos

Google hace todo lo posible por mejorar la experiencia de los usuarios. Sus acciones van a encaminadas a descubrir las páginas más útiles dado un término de búsqueda determinado. Por supuesto, las campañas ppp (pay per click) de Google Adwords ayudan a obtener un posicionamiento rápido en buscadores, pero no son la panacea. Para obtener visibilidad a largo plazo es necesario ofrecer ¿adivinas qué? Efectivamente: un contenido de calidad e interesante para tus usuarios y potenciales clientes.

Google perfecciona sus algoritmos casi cada día para ser capaz de reconocer ese contenido. Es labor del marketing de contenidos satisfacer a ese algoritmo. Pero para lograrlo debes satisfacer también a los clientes que te encuentren. Nuestro consejo es que lances una campaña ppp solo cuando tu contenido sea impecable. Así te aseguras de que tu presencia en buscadores sea estable y duradera. Si no quieres invertir en anuncios, la espera será un poco más larga, pero los beneficios de un marketing de contenidos que integra una buena estrategia SEO llegarán.

 

Produce contenido de manera constante

No hace falta que escribas un post diario en tu blog, aunque, si es de calidad, ayudará. Debes decidir cuál será tu calendario editorial. Una vez tomada esa decisión, bastará con que te ciñas a ella. Cuatro posts mensuales o incluso dos pueden ser suficientes. Recuerda que tu contenido debe ser de calidad. Integra la magia del storytelling en tus posts y no defraudes a tus lectores. Si pierdes su confianza te costará mucho recuperarla.

Integración estratégica de todos tus canales

Lo más probable es que 2018 empiece con una gran producción de contenido. Dado que el público objetivo de cada modelo de negocio tiende a diversificar su presencia en diversas redes sociales, tú tenderás a publicar en gran número de ellas. Pues bien, una de las claves del marketing de contenidos en estos casos es que el mensaje que ofrezcas a tus usuarios sea unificado. Pinterest, Instagram, Youtube, Twitter o Facebook serán tus medios de comunicación. pero lo importante eres tú. Tu contenido y por tanto tu marca deben ser reconocibles en todas esas plataformas.

La tendencia sigue apuntando a que menos es más

A la hora de manejar correctamente las redes sociales es mejor tener presencia en unas pocas, pero que esa presencia sea efectiva. Haz un pequeño estudio, encuentra las redes en las que tu público se mueve en mayor medida. Luego aprende a gestionar esas redes de manera profesional y crea los mejores contenidos para ellas. O ponte en contacto con profesionales que creen esos contenidos para ti.