25 claves para ser un buen CEO de una Startup

25 claves para ser un buen CEO de una start up

Un buen CEO de una Startup debe tener en cuenta dos cosas antes de empezar a operar. La primera es que un CEO es el máximo responsable de la empresa en todos los sentidos. La segunda es que las características de una Startup son muy específicas. Tanto, que la estructura y el modelo de negocio de cada una de ellas hace que el término CEO quede obsoleto. Al menos en cierto sentido.

¿Qué es una Startup?

Esto es lo primero que debe tener en cuenta un buen CEO: una Startup es una empresa que desarrolla servicios o productos innovadores que responden a un deseo evidente del mercado. Tanto el diseño como el modelo de comercialización se orientan 100% al cliente. Las estructuras de las Startups operan con costes mínimos para obtener beneficios altísimos. Esto es así porque se comunican constantemente con sus clientes, tratan de masificar sus ventas y se implican en una carrera constante para mantenerse al mismo ritmo de avance que las tecnologías en las que basan su éxito.

¿Cuáles son las características necesarias para ser un buen CEO de una Startup?

Dividamoslas en cinco grupos que cubran las grandes áreas que debe dominar un buen CEO en cualquier contexto.

Hardskills

1.- Conocimiento del sector

Aunque en muchos artículos web encontrarás que se recomienda un conocimiento superficial, un buen CEO de una Startup debe conocer su servicio o producto y debe conocer el sector en que se aloja. Tirarse a la piscina de cabeza sin saber si está llena de agua solo ofrece un 50% de posibilidades de salir con bien de la aventura.

2.- Capacidad de aprendizaje

Un buen CEO de una Startup tiene que ser capaz de evolucionar, de aprender y de adaptar sus conocimientos a un ritmo diario. Pensemos en Google, que adapta sus algoritmos de búsqueda hasta dos veces al día. Esto sucede en todas las facetas en las que está implicada la tecnología. Para triunfar como Startup, el CEO debe mantenerse siempre al día.

3.- Conocimiento técnico

Las Startups son empresas muy atomizadas en cuanto a sus productos y servicios. El máximo responsable de las mismas debe conocer por dentro y por fuera lo que vende. La falta de conocimiento técnico repercutirá en la imagen de marca, en la relación con el cliente y en las ventas.

4.- Conocimientos financieros

Al menos de una manera básica, un buen CEO de una Startup debe saber cómo funciona el mundo de los negocios. Por muy buena que sea una idea, no funcionará si el responsable de comercializarla no sabe jugar el juego de la venta.

5.- Conocimientos de marketing

Es cierto que un CEO no es un comercial, pero de todos modos debe conocer su target. Y esto como poco. Si no, jamás podrá dar a conocer su gran idea con éxito.

Soft skills de cara a la propia Startup

6.- Capacidad para delagar

Un buen CEo de una Startup no puede cargarse de trabajo. Las personas que forman parte de su equipo deben ser de su plena confianza y él debe ser capaz de delegar en ellas tareas que le liberen para realizar funciones más allá de la producción.

7.- Capacidad para remangarse cuando es necesario

Igual que debe saber delegar, un buen CEO de una Startup debe saber cuándo quitarse la chaqueta y trabajar codo con codo con su equipo. Esto le acercará asus trabajadores y le proporcionará algunas de las hard skills mencionadas más arriba.

8.- Comunicación

No por estar en tercer lugar es menos importante. Un buen CEO de una Startup debe comunicarse con su equipo de un modo impecable para mantenerlo alineado con los valores y los objetivos de la empresa.

9.- Capacidad para motivar

Las Startups pasan por graves momentos de crisis antes o después. Un buen CEO de una Startup de be ser capaz de sortearlos mediante la gestión de la motivación del equipo. Así la empresa saldrá reforzada de los peores momentos.

10.- Capacidad para cohesionar

En una Startup, donde la estructura es pequeña por definición, no caben favoritismos ni competenecias. Un buen CEO debe ser capaz de crear una dinámica de equipo en la que todos remen en la misma dirección.

Soft skills aplicadas al cliente

11.- Saber observar

Un buen CEO de una Startup debe moverse como pez en el agua en internet, pero también fuera de ella para identificar las necesidades del cliente. Las buenas ideas dejan de ser buenas si no sirven a ninguna necesidad concreta.

12.- Saber hacer las preguntas correctas y escuchar

Las Startups son empresas donde la comunicación con el cliente es vital. Pues bien, una buena comunicación pasa por saber qué preguntar, pero también por escuchar e interpretar las respuestas. Solo de esa maera se descubren las necesidades reales de los clientes.

13.- Comunicar adecuadamente

Una vez más, de nada sirve un producto o un servicio perfecto si el CEO no es capaz de hacerlo llegar a los clientes, de darlo a conocer.

14.- Identificar al cliente real

Si el CEO se equivoca al alegir al buyer persona, la Startup puede terminar vendiendo hielo a un esquimal. No hay error más grave.

15.- Capacidad de adaptación

El mercado cambia, dicen. Pero el mercado no es un ente informe. Está compuesto por clientes, que cambian de opinión o a quienes surgen nuevas necesidades. Un buen CEO de una Startup debe ser flexible y adaptarse a estos cambios.

Emociones que sí pueden dirigir la vida de un buen CEO de una Startup

16.- Pasión

Si al CEO no le apasiona lo que hace, no podrá conseguir que su equipo trabajae en el estado de ánimo necesario para hacer funcionar una empresa de estas características. Un buen CEO de una Startup debe esar enamorado de su empresa y comprometido con ella.

17.- Seguridad

La seguridad es esencial a la hora de dirigir cualquier tipo de proyecto. Mucho más cuando dicho proyecto tiene que avanzar con los tiempos y, a veces, por delante de ellos.

18.- Entusiasmo

Incluso en los momentos de incertidumbre, el entusiasmo es motor. La apatía impide tomar decisiones y llama al relax. Un buen CEO de una Startup debe mantenerse siempre activo y en tensión para contagiar ese entusiasmo a su equipo.

19.- Empeño

El esfuerzo, el empeño, dan muchos más frutos que conformarse con lo que se consigue. Un buen CEO de una Startup debe empeñarse en ir un paso más allá y, a menudo, su equipo le seguirá por imitación.

20.- Constancia

La tecnología y el mercado pueden aliarse en contra de las Startups, pero la constancia es un arma poderosa que siempre debe estar en el arsenal de un buen CEO. Con ella se vadean las rachas de mala suerte y los rechazos iniciales. Un buen cóctel de estas cinco emociones en su justa medida es básico.

Cómo tomar decisiones para ser un buen CEO de una Startup

21.- Intuición informada

La intuición es positiva, pero debe basarse en datos fidedignos. Si no, podríamos hablar de pálpitos o locuras. Un buen CEO de una Startup conoce su respponsabilidad y no la toma a la ligera. También conoce su empresa, el mercado y al cliente. Por eso su intuición merece ser tenida en cuenta, pero con limitaciones.

22.- Rapidez

El mundo de las Startups requiere una gran rapidez de reflejos. De otra manera es fácil que los competidores te tomen la delantera. Por eso un CEO no debe relajarse jamás.

23.- Eficacia

Las decisiones de un buen CEo de una Startup deben tener como consecuencia mejoras. No basta con tomar decisiones espectaculares o inesperadas, deben tener un propósito y beneficiar a la empresa.

24.- Frialdad

El contexto de mercado en que se mueven las Startups no da mucho margen al error, por ello no caben decisiones tomadas al abrigo de la ira o con afán revanchista. Tampoco deben pesar la esperanza o las buenas intenciones sin una base de datos real.

25.- Visión

De hecho, lo más importante para un buen CEo de una Startup es la visión. Debe tomar decisiones que respeten los principios y valores de la empresa, que son las decisiones que le llevarán a cumplir sus objetivos.

 

Si eres el CEO de una Startup o lo pretendes ser algún día, seguro que te interesa lo que te podemos ofrecer.

Marketing digital para PYMES

PYMES Marketing de contenidos para PYMES

A estas alturas, parece evidente que hay que tener presencia en internet. No sólo las grandes marcas, si no las pequeñas y medianas empresas también. Vivimos en mundo globalizado. Y que se conecta en gran medida mediante la gran red de la información. Así que parece fundamental tener claras algunas pautas de marketing digital para PYMES.

Se entiende que una pequeña o mediana empresa no requiere las grandes inversiones en estrategias de marketing digital que se pueden permitir las grandes firmas multinacionales. Cada cual debe ser consciente de sus necesidades y capacidades, y adaptarse para cubrir las primeras con las segundas.

Quizá muchos, mientras leen estas líneas, ya estén pensando en la web. Y no van mal encaminados. La web puede ser la piedra angular de un negocio local o estatal. Pero no solo de su web viven las PYMES. El marketing digital para PYMES va mucho más allá, y debe contemplar más ramas de un ecosistema que debe tener unas raíces bien sólidas y arraigadas. Es decir, se debe crear y gestionar un ecosistema digital coherente. Y decidir el peso que cada rama de dicho ecosistema debe tener dentro del mismo.

Normalmente la web, puede ser esa piedra angular entorno a la cual el resto gire. Así que se expondrán varias razones por las que tener una web para un pequeño o mediano negocio.

La web en el marketing digital para PYMES

El boca a boca puede ser un comienzo para una pequeña empresa. Pero normalmente no será suficiente. Tener una web ubica dicho negocio en un escaparate con mayor visibilidad. Pocos son los consumidores que siguen saliendo a ver dónde encuentran lo que necesitan. Ahora la gente busca dónde conseguirlo desde su casa y, o lo adquiere de forma online, o va a buscarlo «a tiro hecho».

Por lo tanto parece que afectaría de forma positiva en diferentes aspectos:

Visibilidad

La empresa está «en todas partes», no en un barrio o una calle concreta. Cualquier persona que busque un producto o servicio podría llegar a encontrar una PYME que dispone de sitio web.

Para lograr dicha visibilidad, se debe planificar una estrategia de marketing digital para PYMES que contemple ciertos aspectos que se enumerarán más adelante (SEO, SEM, redes sociales…).

ecosistema digital marketing de contenidos para PYMES
La importancia de un buen ecosistema digital

Búsqueda

Por lo tanto, también se está presentando una nueva forma de búsqueda de servicios o productos, es decir, de empresas. La gente está digitalizada, en los pocos años que internet y, sobre todo, los smartphones llevan integrados en la cotidianidad social, han logrado tener un impacto enorme en la misma. Los hábitos sociales e individuales están cambiando a un ritmo acelerado, y por supuesto afecta al comercio y al consumo.

Comunicación

La forma de comunicación con los clientes da un giro de 180º. Aunque puede seguir existiendo una comunicación cercana, aún estando muy alejados físicamente, la influencia del cliente sobre la imagen del comerciante crece exponencialmente. Los clientes se convierten en prescriptores. Por este motivo, el marketing digital para PYMES debe trazar muy bien, de forma minuciosa, la comunicación que va a tener con sus clientes.

El tono que empleará o cómo quiere posicionarse, por ejemplo, son aspectos que conciernen a lo que la PYME quiere contar. Pero ahora entra en juego cómo manejar lo que los usuarios quieren contar sobre la PYME. Los usuarios tienen el mismo altavoz o la misma visibilidad que la propia empresa. Y su influencia sobre otros usuarios puede ser incluso mayor.

El feedback de los clientes permite tener un conocimiento de los mismos que antes era inimaginable.

Más ventas

El miedo a las compras online desapareció hace algún tiempo ya. Más bien parece que se ha convertido en el canal preferido de los consumidores, ya que los datos de ventas aumentan cada año. Como se comentaba, los hábitos están cambiando y los de consumo en gran medida. La gente prefiere, en muchas ocasiones, la comodidad de «pedir» lo que necesita desde su casa y recibirlo en mano. En lugar de tener que hacer colas o entrar en ciertos negocios atestados de gente. No quiere esto decir que la compra online sea la panacea, se pierden muchas ventajas respecto a la venta tradicional. Pero, sin entrar en esta discusión, está claro que el paradigma está cambiando.

Engagement

O fidelización. Las posibilidades que ofrece el marketing digital para PYMES y el ecosistema digital que este crea, se multiplican. Permite ofrecer formas de fidelización antes impensables. Ofertas, concursos, promociones… en los que el usuario pasa a convertirse en prescriptor, e incluso contenido, de la web, las redes o la marca.

Facebook, Twitter, Instagram, Vimeo, Youtube… el abanico cada día es mayor, y los formatos también. Las pequeñas y medianas empresas pueden conectar con sus clientes de una forma mucho más emocional. Ya que estas redes nos igualan, las marcas, de algún modo, toman forma de persona, con sus emociones, preocupaciones, o alegrías que logran identificarla con los usuarios. Crean empatía. Aunque esto también puede tener el efecto contrario si no se tiene cuidado con lo que se publica.

marketing digital marketing digital para PYMES
La web ayuda a unificar diferentes aspectos del marketing digital

Herramientas estrategia marketing digital para PYMES

El mayor problema de las pequeñas y medianas empresas a la hora de utilizar el marketing digital, es su falta de conocimiento sobre el mismo. O la incapacidad de contar con agencias especializadas en el tema. Pero en realidad con poquitas herramientas y dedicación, pueden lograr una mejora de resultados.

Se muestran los aspectos fundamentales a tener en cuenta para gestionar un buen ecosistema digital dentro del marketing digital para PYMES.

SEM: eficiente y rápida. Exige inversión de dinero, ya que se basa en el posicionamiento pagado. Mediante la compra de keywords se logra subir posiciones en los resultados de los motores de búsqueda. Se muestra como un anuncio.

SEO: posicionamiento orgánico. Lo que es lo mismo, lograr buenas posiciones en las primeras páginas de resultados gracias a la calidad del contenido. Saber qué y cómo busca la gente los contenidos. Además de ofrecer contenidos originales. Estas son algunas tendencias para el 2017.

Marketing de contenidos: Podría entenderse como la pareja del SEO. Ambos van de la mano, y deben entenderse en conjunto. La generación de contenidos es clave ahora mismo para una marca, y cómo se crean y comunican influirán de forma decisiva en el posicionamiento de una página web.

Redes sociales: dan la posibilidad de estar en el día a día de los clientes. Aunque no necesiten un producto a un servicio concreto comparten intereses, juegos, noticias, promociones… es una vía de contacto directa y que puede aportar mucho a una empresa.