seo-o-sem-que-debo-hacer

Corre el rumor, infundado, de que para que tu negocio se beneficie de una buena estrategia de marketing online tienes que elegir. ¿SEO o SEM? Desde Contenidos Click nos gustaría ponerte sobre aviso: esto no es cierto. La mejor manera de que la web de tu empresa posicione en los primeros puestos de Google es combinar ambos. Y ahora mismo te explicamos cómo.

¿SEO o SEM? ¿Qué son y en qué se diferencian?

Los conceptos y acciones que se esconden tras estas siglas cada vez son más conocidos, pero eso no quiere decir que la mitología que circula acerca de ellas, y que puede hacer más mal que bien, sea cierta.

Para empezar, SEO y SEM no son excluyentes. Fíjate en lo que significan:

  • SEM: Search Engine Marketing
  • SEO: Search Engine Optimization

El SEM, que es marketing relativo a motores de búsqueda, incluye el SEO, que es la optimización de los sitios para esos mismos motores de búsqueda. Pero hay un motivo por el que hemos llegado a pensar que SEM o SEO son disciplinas no solo diferentes, sino excluyentes. Y es que se denomina SEM a la parte de la estrategia de marketing para motores de búsqueda que emplea anuncios de pago. Por otra parte, hablamos de SEO cuando nos referimos a la parte de esa estrategia que se desarrolla sin una inversión económica.

O, dicho de otra forma, cuando hablamos de SEM nos referimos, por lo general, a anuncios. Y cuando hablamos de SEO hacemos referencia a la atracción de clientes mediante la calidad de nuestros contenidos, la usabilidad de nuestra página, su estructura, el formato de la URL, etc.

¿Debo usar SEO o SEM en la estrategia global de posicionamiento de mi negocio?

A priori, sin una auditoría previa del negocio, es difícil de decir. Pero ten en cuenta que, a largo plazo, la mejor estrategia de marketing digital es la que combina todos los elementos que están a nuestro alcance. Y esto incluye pagar anuncios cuando corresponda, mejorar nuestra página web y, desde luego, trabajar en la utilidad y la calidad de sus contenidos.

En líneas generales, puede ser más eficiente trabajar primero el SEO on-page. Esto quiere decir que habrá que analizar si la web de tu empresa está bien construida, si ofrece una experiencia de usuario óptima, si carga a una velocidad adecuada. Luego, o simultáneamente, habrá que revisar el contenido de esa web para asegurar su utilidad para tus clientes objetivos.

Solo después de trabajar el SEO on-page y dar los primeros pasos en el SEO off-page (enlaces de otras páginas a las tuyas), cabría plantearse implementar la rama SEM de tu estrategia. Porque de poco sirve invertir en publicidad si los clientes van a llegar a una web poco práctica o con un contenido mediocre.

Ten en cuenta, pues, que no se trata ya de elegir SEO o SEM, sino de optimizar tu web para SEO y luego darle un empujón completando la estrategia con SEM.

¡Si quieres mejorar tu página web con contenidos de calidad e ir trabajando en tu posicionamiento orgánico, ponte en contacto con nosotros!

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿Has visto estos otros artículos?