Seguro alguna vez te has preguntado, ¿qué puedo hacer si me toca la lotería? Pues bien, hay algunas recomendaciones que tienes que tener en cuenta.

Qué debo hacer si me toca la lotería

Lo primero, después de gritar y saltar de felicidad, es tomárselo con calma. Hay una serie de pautas o consejos que sería bueno que siguieras. Dependiendo del importe del premio, estas recomendaciones pueden variar en algo, pero hay algunas básicas.

En primer lugar, no te apresures en ir a cobrarlo. Los expertos recomiendan dejar pasar al menos un par de semanas antes de hacer efectivo el premio. Esto te ayudará a digerir la buena noticia y no tomar decisiones precipitadas. Ya todos conocemos casos de personas premiadas con grandes sumas que acaban en banca rota. Puesto que como humanos somos impulsivos, tomarnos un tiempo antes de cobrar nos ayudará tomar las decisiones correctas.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta si el décimo es solo tuyo, o compartido. Así podrás hacer el reparto y asumir los impuestos de forma justa. Una vez hayamos cobrado nuestro premio y ya dispongamos del dinero, lo mejor es saldar deudas, si las tenemos. Ese crédito que teníamos, la tarjeta de crédito, la hipoteca, etc.

En tercer lugar, y muy importante: si la suma es considerable, hay que contactar con un abogado y un buen asesor fiscal. ¿Para qué? Pues para que estos profesionales te asesoren sobre cómo invertir tu dinero y que crezca.

En cuarto lugar, unas vacaciones lejos de todos nos dará la perspectiva suficiente. Te aseguramos que, si el premio es grande, te acosarán los asesores y los bancos. Por no decir amigos que aparecen para ver si puedes compartir con ellos tu suerte. Para evitar todo esto, lo mejor es desaparecer un tiempo, hasta que se calmen.

En quinto lugar, tener sentido común. No es lo mismo que te ganes 4.000.000 de euros, que 400.000. Así que piénsate bien si vas a dejar el trabajo, antes de hacerlo. Calcula bien los pros y los contras de todas y cada una de las decisiones que tomes. Y, sobre todo, invierte, no tires la casa por la ventana. Ya conoces el refrán: pan para hoy y hambre para mañana.

Qué no debo hacer si me toca la lotería

Si me toca la lotería no debo pregonarlo a todo el vecindario. Lo mejor es buscar el anonimato, más cuando se trata de premios grandes. Lo cabal sería decirlo solo a los más allegados y guardar el décimo en un lugar seguro.

En la misma línea, no le digas a la gente la cuantía. Estamos en una civilización muy perspicaz, así que no tomes riesgos innecesarios. El primer impulso es gritárselo al mundo, pero eso te va a traer más problemas que oportunidades.

En una palabra, discreción y sentido común. Con estos dos ingredientes podrás disfrutar tu premio y hacerlo crecer. Si la suerte se ha puesto de tu lado, tienes que agradecerlo, por lo que una donación a alguna entidad benéfica sería buena idea.

[Total:0    Promedio:0/5]

¿Has visto estos otros artículos?